Etnobotánica de las Hierbas de San Juan

La noche de San Juan es celebrada en muchísimos sitios de Europa y América del Sur la noche del 23 al 24 de junio. Tradicionalmente las festividades, rituales y supersticiones propias de esta noche se basan en un conjunto de plantas con una gran trayectoria en la etnobotánica y los elementos fuego y agua.


Dicen que su origen es pagano dándose inicio justo a la llegada del solsticio de verano. Esta ceremonia era de gran importancia para los campesinos, pero era un gran problema para la doctrina cristiana ya que para ellos eran practicas herejes. Por esto los ritos estivales fueron sustituidos por la celebración de la fiesta del nacimiento de San Juan Bautista, primo de Jesús.


En esta festividad tenemos como elementos principales, a parte de las plantas, el agua y el fuego. En el mundo rural, estos dos elementos son los motores de la vida. El fuego ofrece calor, produce alimento y nos defiende. El agua nos da la vida, es pureza y es saludable.



Las hierbas, o plantas, constituyen un gran bouquet etnobotánico, lleno de folclore, mitos y medicinas.


Para su formulación, recolectamos unas 7 o 9 hierbas, dependiendo de la zona, el día 23 y las dejamos en agua toda la noche. Así, según la tradición, el agua absorberá todas las propiedades medicinales y mágicas de las plantas. Al lavarnos la cara con ella al amanecer, espantamos a los malos espíritus y a las dolencias, y absorberemos las propiedades medicinales y mágicas de las plantas.


Ejemplos de algunas plantas:



  • Romero; Salvia rosmarinus. El romero es una de las principales especies botánicas que encontramos en el agua. De esta planta destacamos su poder aromático y carminativo.

  • Hipérico; Hypericum perforatum. Su vinculación a San Juan es debido a que cuando presionamos sus flores, libera un líquido rojo. Este líquido se correlaciona con la sangre brotada de la cabeza cortada del santo al que se le da nombre. El hipérico a nivel tópico es un buen cicatrizante y si se toma de manera oral es un buen candidato a antidepresivo.

  • Helecho; Pteridium aquilinum. Dicen que en la noche de San Juan el helecho brota una flor la cual solo puede ser recolectada durante unos instantes. Esta flor está llena de propiedades curativas y mágicas, es considerada como la panacea. Uno de sus usos más conocidos es el que se relaciona con su poder vermífugo.

  • Hinojo; Foeniculum vulgare. Esta planta está asociada a la fuerza y era usada por los gladiadores romanos para aumentar su fuerza en el combate. Sus usos terapéuticos son como carminativo principalmente. Sus raíces mezcladas con la miel era considerado como u remedio contra la rabia.

  • Tojo; Ulex europeaus. Existen zonas donde hablan del tojo como el “tojo de la envidia” que al colocarlo en las esquinas de las casas y de las ventanas dicen que evitamos que entren las envidias. Se utiliza como hierba de forraje, pero tiene un uso medicinal que se le atribuye es el de ser un buen hepatoprotector.

  • Malva; Malva sylvestris. La malva tiene muchísimos beneficios por eso es la hierba sanjuanera por excelencia. Tiene propiedades cicatrizantes y emolientes sobre la piel. Y laxantes a nivel intestinal, incluso se utilizó mucho con animales de granja para las molestias intestinales.

  • Hierba Luisa; Aloysia citrodora. Es conocida por su calidad rejuvenecedora, propiedades que se reconocen a nivel científico. Sus extractos acuosos poseen propiedades antioxidantes. También es calmante y analgésica para el dolor de cabeza, destacando su uso como eupéptica.

  • Rosa Silvestre; Rosa canina. Siempre se le asoció la propiedad de curar la rabia ya que la forma de las espinas se correlacionaba con los dientes de los perros. El uso más conocido de la rosa es como tónico a nivel tópico. Es muy importante en cosmética y perfumería.

  • Retama negra; Cytisus scoparius. Siempre fue considerada como planta protectora, e incluso en la actualidad la noche del 30 de abril al 1 de mayo se cuelga en coches y puertas para protegernos de las “meigas”. Es una flor sanjuanera idílica por su color amarillo que nos aporta calor y vitalidad. No están de todo demostrados sus usos, pero dicen que es un buen remedio para la diabetes, como agente hemostáticos y como antiparasitario.

  • Sauco; Sambucus niger. Este también fue considerado como agente protector a nivel mágico. Su sombra se consideraba mala y decían que si te dormías bajo ella te despertabas decaído. Sus usos más típicos a nivel medicinal son como antiséptico, para los catarros, para tratar infecciones vaginales e inclusive como agente antiséptico de uso veterinario.

Si quieres descubrir todos los detalles de la celebración de San Juan y vives en Galicia, no dudes en apuntarte a nuestras jornadas presenciales "Etnobotánica de las hierbas de San Juan" (más información en la página de inicio www.herbologiasarela.com)

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo